Psicomagias cotidianas

Yo tenía una pata
creía que era de metal
pero no. Era de escayola.

patika

El otro día, acelerada, tropecé con ella.
Y ahora tengo media pata.

rodi

Así que me toca reconstruir mi buena pata.
Otra vez.

pie

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s