Improvised textile oven

Let`s see how long it takes to get these little ones dry.

Last time I molded in ball shape I got short of stiffener, and the molds were not the proper ones, I used very hard wood balls that were imposible to pin on them. This time I have cork balls and a bit more of stiffener. Cross fingers.
With these optimization of the heat I hope to see the result in a few hours…
(The big half sphere will take much longer, one layer of buckram and another of a thick linen. It will take ages I´m afraid)

Can you guess what are they about to become this time? They are going to be a very diferent species.

Anuncios

Alfiler, mon amour

He visto en Threads Magazine un repaso a los tipos de alfileres y he decidido hacer una entrada con los que uso yo habitualmente (y no tan habitualmente…). Dice Judith Neukam en el vídeo que para sus colegas es una “pin-snob”; bueno, aquí hay otra. Culpable de los cargos.
Los alfileres son una de las herramientas base, y al igual que las agujas, los hay de diferentes longitudes, grosores, formas y acabados. Y cada uno tiene cualidades específicas que pueden facilitar la tarea, o lo contrario. En costura se trabaja con materiales muy diversos, los tejidos reaccionan de manera muy distinta, y la pieza en las que estés trabajando también. No tiene nada que ver hacer un peluche de pana o uno de felpa, un bolso de terciopelo o uno vaquero, prendas de vestir o esculturas textiles. ¿Puedes pelar una patata con un cuchillo jamonero? Sí.

Ahí van mis super alfileres. Teniendo en cuenta que llevo ya más de diez años en esto, no son tantos, ¿no? XD

El todoterreno.
Es el más usado y el que más se ha extendido por los hogares y talleres de costureras. Como la mayoría de los alfileres, es de acero, por lo que es resistente y no se oxida (a no ser que caiga en el abono más absoluto en condiciones de humedad altas).
Suele tener aprox. 3cm de largo, finito… y de cabeza pequeña. Cómodo.
Eso sí, como es el más “normal” se encuentra en todos los lados y en mil calidades diferentes. Parece que no va a ser importante, pero haceros un favor: id a la mercería a comprar.

Cabecita linda.
El cuerpo del alfiler es igual de todoterreno que el anterior, y se vende en distintos largos. La diferencia, su cabeza de cristal.
Si estás trabajando con tejidos con textura, gorditos o con trama abierta, el alfiler tiende a perderse de vista y a escurrirse entre las fibras. La preciosa bolica hace de tope ;)
Son más caros, pero también se te extravían menos, recuperarlos del suelo es mucho más fácil…
Existe una versión en plástico, pero no puedes planchar encima y el alfiler también tiende a ser de peor calidad en general.

Flores afiladas.
Ultra fino, ultra largo y con cabeza plana.
Es muy muy práctico cuando necesitas sujetar mucho grosor sin deformarlo apenas. O cuando tienes formas muy intrincadas, curvas muy cerradas y no quieres hilvanar… (yo nunca hilvano).
Pros: se puede coser a máquina sobre él, se comba fácil pero es muy resistente.
Contras: de fino que es, pincha mucho y tiene tendencia a quedárse clavado a tu piel. No es grave, pero a veces da pereza exponerse a la autolesión XD Ah! Y es muy caro.
Aún y todo hay retos que solo este alfiler consigue salvar.

El rey.
A mí este alfiler me da la vida. Puedo bocetar las Ladies sin que apenas tenga presencia en el efecto visual, es casi como una puntada. Para sujetar elementos y hacer pruebas viene muy bien. (Lo venden como alfiler para appliqué y quilting.)
El único inconveniente es que es gordito y hay tejidos que no puede atravesar fácilmente.

Los fuertes.
Yo los conozco household pins, que vendría a ser algo así como alfileres domésticos. Son muy gruesos (0,75mm) y a diferencia de los demás, son de hierro.
No es que sean habituales en costureros, pero el universo textil es muy amplio…
En mi caso los uso para sombrerería, al clavar la tela al molde de madera se necesita resistencia porque la otra herramienta en juego es el martillo.
Pueden venir muy bien para hacer trabajos de tapicería.

Elegancia victoriana.
Largos larguísimos, casi 5cm de alfiler. Gorditos, un poco más que los anteriores, 0,78mm. Acero coronado con una preciosa bola negra de vidrio. ¡Me encantan!
Yo no les doy demasiado uso por el tipo de trabajos que hago, pero son muy buenos para tejidos de punto y babosos (siempre que tengan una trama amplia y no muy prieta). Y, como no, son los mejores para lo que se inventó este tipo de alfileres, las puntillas y encajes.

Los bonitísimos.
Alfileres de entomología. Me consta que se usan en costura porque se compran también en mercería, pero no les veo ninguna ventaja respecto a los más comunes. Tienen más o menos las mismas carácterísticas que los primeros, de largo y de grosor. Estos son de acero templado lo que les da una pátina antideslizante. ¡Igual son útiles para gasas y sedas! No se me había ocurrido… Probaré.
Yo los compré porque cómo resistirme a unos alfileres completamente negros.

Unos consejos generales:
– Comprad buenos y del grosor adecuado. El alfiler atraviesa la tela, si no lo hace limpiamente puede estropearos el tejido o dejar un agujero considerable.
– Cuando el tejido es rígido o el trabajo con mucha capa, un alfiler finito os ayudará a unir las piezas sin deformarlo o estropearlo. (cueros, acolchados…)
– Id adquiriéndolos con la calma. Como en todo, no se necesita tener el material perfecto para ejecutar una labor.
– Si véis alguno que os entra por el ojo, cogedlo. Es fácil que en algún momento sea el adecuado para algo concreto (que Marie Kondo me perdone por este consejo)
– El consejo anterior solo es aplicable si los alfileres son BUENOS. De lo contrario, probablemente os arrepentiréis y acabarán en la basura. Los alfileres pueden ser (de hecho son) bonitos, pero no son objetos decorativos. Si no son de buena calidad sirven para poco.
– Por último, como ya he dicho antes, una buenísima manera de adquirirlos de calidad es yendo a mercerías o tiendas especializadas. De esta manera matáis dos pájaros de un tiro, no solo os van a dar algo mínimamente decente, sino que además contribuís a que esos maravillosos comercios sigan existiendo. ¡Vivan las mercerías!

 

Primera parada: Bilbo

La odisea de la vida no es otra que la de equilibrar los elementos.

Una mujer rema hacia sus entrañas bajo la atenta mirada de los cinco elementos. Tierra, agua, fuego, aire y vacío la protegen, juzgan o la ponen a prueba; pero sólo de ella depende llegar al destino.

Erakusketa Bilbon:
Azaroaren 5etatik 16ra
Astelehenetik Ostiralera (17:30 – 20:30)
BilbaoArteko Kristalezko Patioa

+INFO+

Warm winter

Finally I am able to tell you all the trips that The Ladies are about to make this coming months!
I`m so happy to anounce that we have a two week exhibition in Bilbao, at Bilbaoarte. There they will be wondering about balance, and its importance in the path of life.
Another group of Ladies will move to Prague to attend to Doll Prague V. International Exhibition. Amadea is going back, this year well guarded by Frija and Inanna; they will be accompanied by another ten Ladies: mermaids, extrange creatures and a magician.
(Oh, and in a special carriage a Queen will travel with us, ssshhh don`t tell anyone…)
In mid december we will fly to Russia, a big jump, but I know for certain that at least two of the Ladies visiting Moscow will feel like home. At Art of Doll Beruta will become a storyteller with a Winter Tale, what a better place to do it than a cold cold city.

No need to say, that we are so exited, happy, hopeful, thankful, exhausted, nervous and many other things altogether!

I will be revealing which Lady has a ticket to go where. If not here, they will be appearing one by one at their instagram account beruta.ladies. So, if you want to know which Lady is in town, just check it there ;)

Woopee! On the move!